Fases de la respuesta sexual de Masters y Johnson

Para seguir dándoos información sobre sexualidad es preferible que conozcamos las fases de una relación sexual descritas por Masters y Johnson.

jtiyfhvkjLa primera de ellas es el deseo, fase genuinamente humana. El deseo puede aparecer por recuerdos o por imágenes. Como hemos dicho es una respuesta innata pero también aparece aquí lo cognitivo, ya que procede de nuestros pensamientos.

La segunda fase, es la de la excitación. En esta parte de la relación sexual lo cognitivo es muy importante, pero también lo fisiológico. Si hoy habéis parado a pensar y a sentir cuáles son las sensaciones que se producen en nuestro cuerpo durante esta fase habréis notado que se parece completamente a la respuesta de ansiedad. El corazón y la respiración se acelera, empieza la sudoración e incluso algunas personas sienten temblores. La única diferencia física es que, en los hombres, el pene se agranda y se endurece, se pone erecto. Y en las mujeres la vagina se lubrica y la vulva se dilata. En resumen, se produce la tumefacción.

La tercera fase fue llamada meseta, la cual podríamos definirla como el proceso durante el cual la excitación aumenta pero se mantiene estable durante un tiempo limitado. Algunos autores esta fase no lafagsdf describen como tal, ya que en múltiples ocasiones es muy difícil diferenciar los pasos entre la excitación y el orgasmo. Si durante esta fase la estimulación desaparece es imposible llegar al orgasmo y en muchas ocasiones produce dolor o congestión en la zona genital. Pero, por otro lado, este es el momento ideal para que las parejas puedan aumentar el tiempo de meseta antes de llegar al orgasmo mediante diferentes juegos sexuales. Además, esta fase suele ser mucho más larga en las mujeres.

Algunos autores incluyen aquí el punto de no retorno (P.N.R). Se trata del punto en el que haga lo que haga la eyaculación ya es inminente.

El orgasmo es la cuarta fase del ciclo de la respuesta sexual humana. El orgasmo es un reflejo involuntario y consiste en la contracción de los órganos sexuales y en el caso de los hombres coincide con la eyaculación. En algunos casos, en la mujer puede aparecer un orgasmo líquido parecido al de los hombres, esta eyaculación podría estar relacionada con el punto G. Aparte de la respuesta física también existe una respuesta mucho más emocional, ya que pueden haber gritos, risas,… o en otras ocasiones esta respuesta es más contenida. Además, se ha demostrado que la dilatación pupilar es fugaz durante esta fase.

Por último, se produce la fase de resolución tras el orgasmo, se podría definir como la vuelta  a la normalidad. Como vemos en el dibujo presentado esta fase es la que más diferencias observamos entre hombres y mujeres. En el caso de la mujer, vemos que después de un orgasmo pueden aparecer muchos más consecuentemente. En el caso del hombre observamos que tras la eyaculación el período refractario (período de tiempo desde el orgasmo hasta que vuelve la excitación) aparece enseguida, en cambio, en la mujer, dicho período es mucho más corto que en el de los hombres y por tanto, puede volver a excitarse rápidamente.

Como hemos podido observar en la gráfica, existen diferencias entre hombres y mujeres en las diferentes fases, sobretodo en la resolución y en la meseta (aunque no se aprecie bien en la imagen). Por tanto, es obvio y muy difícil que se produzca el orgasmo simultáneo. Lo cual no quiere decir que sea imposible, sino que se debe producir una alta combinación entre la respuesta sexual de la pareja.

MªPilar Ferre Ribera