Psicología de la familia

Tenemos que hablar de Kevin (2011).

La primera secuencia nos transporta a la Tomatina de Buñol, con una simbología recurrente que juega con el color rojo, nos predispone a la que fue una de las mejores películas del 2011.

Tilda Swinton (la madre) interpreta un papel colosal y cargado de matices, y Ezra Miller (Kevin) me deja sin palabras, desde el recuerdo veo su mirada perdida, vacía y carente de la más mínima muestra de empatía. Lo borda. Y atrapa.

Cuestiona la inocencia innata que a veces presuponemos, la negación, la culpa, el desasosiego, la presuposición del deseo materno en toda mujer y nos despierta un sinfín de preguntas incómodas, que nos remueven.

Y a destacar una fotografía magistral cargada de detalles visuales que nos sumerge en un universo perfectamente construido.

¿Un psicópata nace o se hace?… Recomendable 100%.

Tráiler:

Sinopsis: Adaptación de la novela homónima de Lionel Shriver. Eva, una mujer satisfecha consigo misma, es autora y editora de guías de viajes. Casada desde hace años con Franklin, un fotógrafo que trabaja en publicidad, decide, con casi cuarenta años y tras muchas dudas, tener un hijo. Así nacerá Kevin. Pero, ya desde el principio, empiezan a surgir dificultades.

Canino (2009).

Las nuevas palabras del día son: mar, autopista, excursión y escopeta”, así empieza Doogtoh, una pequeña joya, prácticamente desconocida, que irrumpe en la mente tras su visionado, con digestión tardía. Nos adentra en un universo paralelo duro, pequeño y enfermizo.

No son pocos los premios que la avalan: nominada a mejor película extranjera en los Óscars 2010, triunfadora en Cannes, y en diferentes Festivales tales como el Estoril Film Festival, el de Montreal, Sarajevo y nuestro más familiar Festival de Sitges. No es de extrañar que enmudeciera el público de Cannes tras su visionado. A caballo entre La pianista (2011) de Michael Haneke y Funny games (1997), con una atmósfera cruda, obsesiva e incluso delirante.

De visionado obligatorio para estudiantes de Psicología, como la vanagloriada “La naranja mecánica” (1971). Planos desconcertantes con apenas movimiento de cámara, interpretaciones frías, ironía extrema y sonido minimalista.

“Si dejaste la puerta abierta a diferentes lecturas, es más fácil que la obra perdure” afirma muy certeramente su director, Giorgos Lanthimos.
En definitiva, una exageración que se alimenta de diversos temas: educación, sociedad, cultura… No apta para estómagos sensibles.

Trailer: http://www.youtube.com/watch?v=VQT8LCohdUk

Sinopsis: Un matrimonio con tres hijos vive en una mansión en las afueras de una ciudad. Los chicos, que nunca han salido de casa, son educados según los métodos que sus padres juzgan más apropiados y sin recibir ninguna influencia del exterior. Creen que los aviones son juguetes o que el mar es un tipo de silla forrada de cuero. La única persona que puede entrar en la casa es Christine, guardia de seguridad en la fábrica del padre.

Deja un comentario

Close
Please support the site
By clicking any of these buttons you help our site to get better
Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE
A %d blogueros les gusta esto:

Este sitio Web utiliza cookies, propias y de terceros con la finalidad de obtener información estadística en base a los datos de navegación de nuestros visitantes. Si continúas navegando, se entiende que aceptas su uso y en caso de no aceptar su instalación deberás visitar el apartado de POLITICA DE COOKIES, donde encontrarás la forma de eliminarlas o rechazarlas. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar

Paginas webs