LO QUE LA PSICOLOGÍA TE PUEDE APORTAR

Para mí este artículo significa mucho, puesto que voy a hablaros de algo que convive conmigo día a día: la psicología.

Voy a intentar no extenderme mucho, pero no prometo nada, es tan difícil ser breve cuando tienes tantas cosas que contar…

Me gustaría centrarme en mostraros una visión de la psicología que no se suele apreciar de normal: la psicología como una inversión en vuestra salud diaria.

Estamos acostumbrados a acudir al psicólogo cuando tenemos ya una depresión clínica, o un problema de ansiedad, es decir, cuando el problema ya está aquí. Pero lo cierto es que hasta llegar a padecer ese problema han pasado muchas cosas antes. Y es ahí, en esos pasos previos, donde la psicología nos puede ser de muchísima ayuda.

También nos puede servir para mejorar nuestro día a día. Voy a poneros algún ejemplo para que meestrés entendáis mejor:

–        “Llevo una vida muy estresante, tengo un trabajo que requiere mucho esfuerzo por mi parte y aparte tengo una familia a la que atender”.

–        “Me cuesta mucho tomar decisiones, soy muy indeciso, siempre acabo preguntando a todo el mundo qué haría si se encontrara en mi situación y al final hago lo que me dice la mayoría, a pesar de lo que pueda pensar yo”.

Seguramente muchos de vosotros os sentiréis identificados con alguno de estos ejemplos.

Lo que me gustaría que vierais es que la psicología os puede ayudar mucho. En el primer ejemplo podría ser de mucha ayuda aprender técnicas de afrontamiento del estrés como puede ser la relajación, por ejemplo.

En el segundo ejemplo podría servirle mucho aprender alguna técnica de toma de decisiones, para que la persona sepa llegar por sí misma a tomar esa decisión final.

¿Qué os parece esta visión? ¿Estáis de acuerdo conmigo en que la psicología nos puede ayudar mucho en nuestra vida?

felicidadComo decía en el anterior artículo que escribí ¿Qué es y cómo se consigue la felicidad?, en vuestras manos está ser felices. Podéis elegir seguir sintiéndoos mal o podéis elegir ponerle solución y sentiros mejor cuanto antes.

¿Por qué elegir estar mal cuando puedes elegir estar bien? ¿O por que elegir estar bien pudiendo elegir estar genial?.

Invertir en psicología es invertir en vuestra salud mental y, a su vez, en vuestra salud física y en vuestra felicidad. Y si vosotros sois felices, se lo podéis transmitir a vuestros seres queridos y hacerles felices a ellos también. ¿A caso hay algo más bonito que eso?

Espero que os guste el artículo. Como siempre os digo, para cualquier sugerencia sobre temas de los que os gustaría que hablara, cualquier duda, cualquier comentario… me podéis mandar un email, estaré encantada de leeros!

Un saludo y hasta el próximo artículo!

Olga Pérez Simó