Aumentar el deseo sexual en la mujer

Es bien sabido que cuando van pasando los años en una relación de pareja el deseo va disminuyendo poco a poco. Este declive es más frecuente en las mujeres. El hombre casi siempre tiene la sensación de que sus ganas por mantener relaciones sexuales son siempre superiores a las de su pareja. Pero esto no debería ser así. La realidad es que hombres y mujeres tienen las mismas bajo deseonecesidades de mantener relaciones sexuales, pero sus fases o ciclos funcionan de manera muy distinta, y como no… la temida rutina en la pareja. Además, habría que añadir los grandes cambios hormonales y psicológicos que se producen en la mujer a lo largo de vida. Pero… ¿qué mujer no ha visto disminuido su deseo sexual por varios factores en algunos momentos de su vida?

Cuando el bajo deseo sexual en la mujer se convierte en un problema frustrante e interfiere en la autoestima sexual de una misma y/o en la pareja resulta necesario buscar ayuda psicológica. Muchas parejas ven rotas sus relaciones por este motivo. Pero… tenemos “buenas noticias”: en las mujeres es la disfunción sexual más común y el tratamiento cognitivo-conductual posee un alto porcentaje de éxito.

Aún así, no debemos alarmarnos. Muchas mujeres pasan por etapas de bajo deseo sexual y no por ello se trata de una disfunción sexual. Si te encuentras en una de estas etapas y necesitas aumentar la libido te dejamos 5 buenos consejos para aumentar el deseo sexual:

  1. El deseo se puede provocar conscientemente: el sexo no tiene porque ser siempre espontáneo. La realidad es que muchas mujeres no tienen deseo antes de iniciar la relación pero si poco tiempo después de comenzarla. Por ello, planifica momentos en los que quieres tener encuentros sexuales con tu pareja y el deseo vendrá por sí solo.
  2. Alarga los preliminares: si el deseo aparece en los preliminares y no antes de la relación sexual más motivo para alargarlo. Retrasa el momento del coito hasta que estés totalmente excitada de tal manera que el coito sea más placentero.
  3. Imaginación: la rutina es el peor enemigo del deseo. Cambiar el lugar, variar las posturas, explorar nuevas experiencias… todo ello contribuye a aumentar el deseo y a obtener una mayor satisfacción.
  4. Conócete a ti misma: para obtener plena satisfacción con tu pareja es necesario que primero teautoestimulación conozcas a ti misma. La autoestimulación te ayuda a conocerte, a saber lo que te gusta, a disfrutar de una experiencia íntima totalmente diferente al coito. Aunque tengas pareja también puedes disfrutar de ti misma. Aumentará tu autoestima sexual y el deseo.
  5. Literatura erótica y juguetes sexuales: son de sobra conocidos los beneficios que aportan para aumentar el deseo sexual y la satisfacción con una misma y con la pareja. Y estás de suerte debido al auge desde este tipo de literatura desde el best-seller 50 Sombras de Grey. Incluso hay tiendas especializadas que aúnan este tipo de literatura con artículos eróticos. En Love Sexing podrás encontrar esta interesante combinación.

Recuerda! Si el problema se agrava y persiste en el tiempo es necesario buscar ayuda profesional. En el Centro de Psicología PensaMent ofrecen tratamiento cognitivo-conductual para este tipo de disfunciones.

¡Pierde el miedo y mejora tu calidad de vida sexual!

Mª Pilar Ferre Ribera